caminar2

ERBAVEN “Quien mueve las piernas, mueve el corazón.”

Caminar es una de las actividades más fáciles y que, a su vez, nos aportan mayores beneficios. Está indicada tanto por cardiólogos como por nutricionistas ya que, no sólo ayuda a bajar de peso, sino que mantiene la mente y el corazón sanos. También se trata de un ejercicio perfecto para reducir la ansiedad y combatir el estrés.

Caminar es una actividad que se puede realizar a cualquier edad, por lo que, desde los más jóvenes hasta los más mayores, nos podemos beneficiar de ello si lo hacemos habitualmente y con un ritmo adecuado.

Pero, ¿Cuáles son exactamente los beneficios de caminar?

– Ayuda a perder peso.

Según estudios realizados, caminando de 40 a 45 minutos, diariamente y a ritmo constante, ayuda a quemar grasas. No obstante, se estima que no empezamos a quemar calorías a partir de los 20 o 25 minutos después de haber empezado la actividad. Además, si aumentas el ritmo, no solo estarás quemando grasas sino que además estarás ayudando a que tus músculos aumenten el metabolismo.

– Equilibra la tensión arterial.

Caminar de forma habitual y el tiempo indicado ayuda a reducir los valores de presión arterial, por lo que está indicado para personas con hipertensión.

– Equilibra los niveles de azúcar en la sangre.

Para aquellas personas que sufren diabetes, caminar de forma diaria ayudará a que el organismo queme más rápidamente el azúcar que hayan consumido, por lo cual, caminar se convierte en un ejercicio muy beneficioso para estos casos.

– Favorece la exposición a la luz solar.

La vitamina D es una vitamina que principalmente absorbemos a través la luz solar. Por lo que caminar también ayuda a aumentar los niveles de vitamina D, puesto que permite que nuestro organismo reciba más luz. La vitamina D nos ayudará a la salud de los huesos y a fortalecer nuestro sistema inmunitario.

– Activa la circulación sanguínea.

La mala circulación de la sangre es muy común sobre todo en aquellas personas que trabajan sentadas todo el día. Caminar después de una larga jornada laboral ayudará a que la circulación mejore y, a su vez, a prevenir las varices.

– Disminuye la celulitis.

Caminar es un ejercicio aeróbico que, como hemos comentado, ayuda a mantener el peso, pero a su vez, también mejora los depósitos de celulitis. Caminar de forma diaria el tiempo indicado y ayudarte con una crema anticelulítica y algún suplemento natural de plantas (castaño de indias, rusco, vid roja, arándano,…) permitirá que los depósitos de celulitis se reduzcan y te veas y sientas mejor.

– Tonifica los músculos.

Caminar ayuda a tonificar piernas y glúteos ya que fortalece estas zonas donde el ejercicio es mayor. Además, si se toma la postura adecuada también se podrán tonificar otras zonas como las abdominales, y corregir la postura y fortalecer la espalda.

– Contribuye a la salud de los huesos.

Cuando caminamos con constancia se fortalecen los huesos y aumenta la densidad ósea.

– Fortalece el corazón.

Caminar ayuda a fortalecer nuestro corazón y, por lo tanto, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

– Favorece el buen humor.

Caminando a buen paso, sobre todo en la naturaleza y en buena compañía, aumentan los niveles de serotonina y nos cargamos de energía positiva.

¡¡¿Qué más razones necesitamos para hacer de caminar un hábito diario?!! Activa la circulación de tus piernas con ERBAVEN de Trepat Diet.   –   más información pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
Abrir chat
1
¿Alguna Duda?
Herbolario Armonía
Hola 🌻
Bienvenido. ¿En que podemos ayudarte?